Del motín de Esquilache al COVID 19

Del motín de Esquilache al COVID 19

mascaras-covid-19

Quién hay detrás de la máscara, «Del motín de Esquilache al COVID-19».

Salud, moda, tecnología y Derecho.

Este sugerente y misterioso título nos plantea un viaje mental rápido a la Villa de Madrid en dos épocas muy distintas.

1776, Marqués de Esquilache

La primera, cuando en el año 1776 el Marqués de Esquilache, Ministro de Carlos III, emitió un bando por el que se pretendía erradicar del vestuario urbano más común y habitual en la época tanto la “capa española” o capa larga con embozo como el sombrero de ala ancha o “chambergo” para evitar que los transeúntes que circulaban normalmente por la ciudad ocultasen el rostro.

La imagen de ese bando es muy interesante y por eso la compartimos junto a nuestras reflexiones.

2020 Gobierno de España

La segunda, cuando en el año 2020 el Gobierno de España y en concreto el Ministerio de Consumo, siguiendo las recomendaciones del varios centros dedicados a la prevención y control de enfermedades (en Europa y los Estados Unidos de Norteamérica) y la OMS, ha aconsejado imponer en el vestuario urbano más común y habitual las mascarillas higiénicas y quirúrgicas permitiendo que los transeúntes que circulan normalmente por la ciudad lo hagan embozados u ocultando el rostro.

¿No resulta curioso?.

La medida adoptada en 1766 obedecía, al parecer, a una situación de inseguridad ciudadana que se había convertido en una auténtica plaga para la ciudad.

La razón es que se utilizaba la vestimenta para ocultar armas (por la holgura de la capa larga que la hacía ideal para viajar y en su caso dormir a la intemperie pero también para esconder un arsenal) y sobre todo, a los efectos que aquí nos interesan, la identidad (por el embozo de la capa y por la amplitud del sombrero de ala ancha que permitía, entre otras cosas, evitar sufrir un baño de agua sucia, orín y otros líquidos inmundos a la voz de “agua va”). La realidad es que la unión de capa y sombrero se había convertido en el “uniforme oficial” de bribones, delincuentes y salteadores de caminos.

 

Con el fin de invertir la situación y evitar males mayores, se organizaron distintos grupos de vigilancia que controlaban la longitud de las capas y la extensión de los sombreros. Fruto de esta actividad se recortaron las capas y se modificaron los sombreros, estrechándolos, y dándoles forma de tricornio (sombrero recogido en “tres picos”) para evitar que ciudadanos pero, sobre todo, malandrines pudieran circular de forma anónima “embozados” y “ocultando el rostro”.

Esto demuestra que la seguridad y las necesidades derivadas de ella tienen el poder de influir en la moda (en un sentido muy concreto) y al tiempo que la moda sirve de “correa de distribución” de elementos de seguridad personal, normalizándolos e integrándolos en los aspectos aparentemente más nimios de la vida diaria.

 

Es más que claro que la medida adoptada en 2020 obedece a una situación de pandemia que se ha convertido en una auténtica plaga para el mundo en general y para la ciudad en particular (la más afectada en España y de las más afectadas del mundo). La razón es flexibilizar el confinamiento y permitir la movilidad urbana en condiciones de mayor seguridad reforzando otras medidas como el distanciamiento personal/social, medidas de higiene y asepsia, etc.

 

Con el fin de invertir la situación derivada de la aparición del COVID-19 y evitar males mayores, se ha normalizado el uso de las  mascarillas higiénicas y quirúrgicas con un efecto secundario claro: los personas que circulan normalmente por la ciudad tanto en vehículos privados como en el transporte público (donde es requisito para viajar) como los transeúntes lo hacen embozados u ocultando el rostro.

 

¿No es llamativo cómo similares circunstancias pueden justificar medidas contradictorias y hasta inversas en dos épocas distintas?.

 

Esto demuestra que la salud y las necesidades sanitarias tienen el poder de influir en la moda (en el sentido contrario al anteriormente indicado de otras épocas) y que, al tiempo, la moda sirve de “correa de distribución” de elementos de seguridad sanitaria. Un ejemplo de esta situación se puede ver en el siguiente enlace:

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/05/15/inditex-incorpora-mascarilla-imagenes-nuevas-colecciones/00031589557433348564206.htm

 

También la salud tiene el poder de influir en la tecnología. Un ejemplo de esta situación se puede ver en los siguientes enlaces:

https://andro4all.com/noticias/tecnologia/mascarilla-desbloqueo-facial-movil

https://www.computerworld.es/tendencias/especial-coronavirus-tecnologia-frente-a-la-pandemia

 

Sobre el poder de influir en el Derecho es innecesario decir nada en este momento porque está claro que después de varios Reales Decretos ha quedado claro que es necesario adaptar la normativa a la situación socio-sanitaria de manera rápida y precisa. Cualquier fallo en esa adaptación da lugar a distintas desviaciones y problemas que estamos examinando de manera continua en nuestro blog.

Varios ejemplos se pueden ver en los siguientes enlaces:

https://www.legal4u.es/medidas-de-proteccion-colectivos-vulnerables/

https://www.legal4u.es/guia-aplicacion-ayudas-por-covid-19/

https://www.legal4u.es/incumplimientos-estado-alarma/

 

¿No resulta curiosa esta forma de pasar de la prohibición de “ir embozado y ocultar el rostro” a la recomendación de usar mascarilla?.

Dice una famosa frase atribuida a múltiples personajes históricos que “quien no conoce la historia está condenado a repetirla” y nosotros nos preguntamos ¿qué consecuencias tendrá la recomendación del uso de mascarillas a nivel de seguridad urbana? y ¿supondrá esta recomendación un aumento de la delincuencia?, ¿dificultará la identificación de los delincuentes?, etc.

 

Y tú ¿qué opinas?. Deja tu comentario por favor… tu opinión nos importa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.legal4u.es/wp-content/uploads/2020/05/mascaras-covid-19.jpg);background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}
Abrir chat
1
¿Quieres que gestionemos tu reclamación? ¡Escríbenos!